Los electrodomésticos, especialmente los lavavajillas, han sido diseñados para facilitar nuestras tareas domésticas diarias y darnos más comodidad y tiempo para otras tareas. Con el lavavajillas, los platos están perfectamente pulidos, incluso mejor que con un lavado a mano tradicional. Los brazos giratorios y perforados rocían los cubiertos con agua muy caliente antes de enjuagarlos y secarlos. De esta manera, los restos de comida son completamente eliminados. Esta comparación le permitirá conocer las instrucciones de uso de este aparato y elegir el modelo adecuado.

Comparativa : Los mejores lavavajillas

Bosch SPS25CI04E

Era inconcebible ofrecer una selección de los mejores lavavajillas sin un aparato de Bosch. Así que para golpear fuerte, se necesitaba al menos el modelo SPS25CI04E: una máquina con una capacidad de 9 cubiertas para una clase de eficiencia energética A+, 5 programas, una opción de zona intensiva y secado extra. Pero su mayor fortaleza es su multitud de características técnicas debido a las tecnologías desarrolladas para mejorar su eficiencia, comodidad de uso y seguridad. La unidad de ecosilencio, el dúo de energía, el sensor de carga y el aquasensor son sólo algunos ejemplos. Empecemos con el ecoSilence Drive, un sistema desarrollado para aumentar la eficiencia del lavado de una manera excepcionalmente silenciosa. El poder del dúo, mientras tanto, asegura una limpieza perfecta gracias a los dos brazos de la cesta superior que complementan el brazo de lavado inferior. Los sistemas Loadsensor y Aquasensor te ayudarán a ahorrar dinero determinando la cantidad de platos y el grado de suciedad, respectivamente. Por lo tanto, la cantidad de agua se adaptará de acuerdo con estos últimos criterios. Y para un lavado más intensivo, puede activar la opción “Zona intensiva”, que aumentará la presión y la temperatura del agua en la cesta inferior. Por último, no es de extrañar que la función de inicio retrasado le permita programar la hora de inicio de la máquina y que una pantalla muestre el tiempo restante antes del final del ciclo.

Lavavajillas : Las mejores ofertas del día

¿Para qué sirve un lavavajillas?

Como su nombre lo indica, el lavavajillas se dedica a limpiar todos los recipientes y utensilios de la cocina. Se ha demostrado en numerosas pruebas que el lavavajillas es un aparato muy económico. En cualquier caso, es más interesante que lavar a mano, ya que utiliza mucho menos agua y detergente. En lo que respecta a la energía eléctrica, su consumo varía según su clase de energía como la mayoría de los electrodomésticos. Sin embargo, la más económica es la clase A+++. Muchos hogares franceses usan este instrumento de lavado, aunque muchos son todavía refractarios a él. Además, depende de los hábitos individuales. Si está planeando reemplazar su actual lavavajillas o si quiere probarlo por primera vez, aquí tiene una lista de los mejores productos del momento. Como el lavavajillas es una inversión importante, debe ser elegido cuidadosamente. Para ayudar a los que desean comprar este aparato, aquí hay una guía de compra que le ayudará a elegir el lavavajillas adecuado.

¿Cómo elegir el mejor lavavajillas?

Elegir el lavavajillas adecuado es importante porque es un objeto cotidiano que le acompañará durante mucho tiempo y que utiliza casi todos los días. Un estudio reciente demostró que con un mínimo de mantenimiento, un lavavajillas puede durar más de 10 años, y hay una serie de parámetros que entran en juego a la hora de elegir un lavavajillas. En primer lugar, tendrá que considerar si quiere un lavavajillas independiente o incorporado. Luego viene la cuestión del número de ajustes de lugar de 5 a 15. También tendrá que prestar atención a su rendimiento, ¿es eficiente? Entonces hay muchas preguntas… consumo de energía, nivel de ruido, modularidad, seguridad, diseño y precio. De hecho, esto último depende en gran medida de las opciones que contiene el producto, y también de la marca. Pero tenga en cuenta que el mejor lavavajillas para usted no es necesariamente el más caro y, por el contrario, el más barato no es necesariamente el peor.

Actuación

Un buen lavavajillas debe ser tan poderoso como eficiente. Para ello, debe tener características adicionales además de la función clásica. En principio, una máquina convencional seca los cubiertos a través de un sistema de drenaje utilizando el aire del ambiente durante un período de unas pocas horas. En el caso de un modelo más eficiente, este sistema podría acoplarse con calentadores de agua durante el enjuague o con ventiladores para hacer circular el aire caliente. En cuanto a la duración del ciclo, un lavavajillas ofrece generalmente tres opciones de lavado: ligero, normal y pesado. Por consiguiente, las máquinas de mayor alcance deberían ofrecer otras opciones más innovadoras, como el ciclo rápido, por ejemplo.

El número de cubiertas

Este criterio se refiere al número de usuarios que lo utilizarán, es decir, la capacidad de carga. Varía entre 5 y 15 cubiertas. Una cubierta es igual a..: 1 plato de cena, 1 plato de sopa, 1 plato de postre, 1 taza de café, 1 platillo, 1 vaso, 1 tenedor, 1 cuchara de café, 1 cuchara de postre, 1 cuchara de sopa y 1 cuchillo. Por lo tanto, un lavavajillas con 12 cubiertos debe contener 12 piezas de cada uno. De lo contrario, con los platos de servicio, puede contener 1 plato ovalado, 2 platos redondos, 1 tazón, 2 cucharas de servir y 1 tenedor de servir. Tenga en cuenta que no es necesario que llene todos los compartimentos durante cada lavado. De hecho, algunos modelos tienen programas de “media carga” que le ayudarán a ahorrar agua y electricidad.

El consumo de energía

Un lavavajillas utiliza la electricidad para funcionar y su grado de consumo se indica con una letra, que va desde A+++, la más económica, hasta D, la menos económica. De hecho, esta etiqueta debe ser indicada en todos los aparatos comercializados desde el 1 de enero de 2000. El más ecológico se caracteriza por el color verde.

El nivel de sonido

El lavavajillas hace ruido al funcionar, lo que es un factor molesto para los usuarios potenciales. Antes de comprar este producto, por favor pregunte sobre esto. Un lavavajillas considerado silencioso no supera los 45dB. Vea nuestra selección de lavavajillas silenciosos

Seguridad

Un excelente lavavajillas debe garantizar la seguridad de su usuario mediante la incorporación de sistemas de seguridad, como la protección contra el desbordamiento, las fugas y el sobrecalentamiento.

El diseño

El lado estético es un punto importante que no hay que descuidar, ya que el lavavajillas decorará su cocina. Además, el diseño es un factor decisivo en la elección. A diferencia del modelo empotrado, que se esconde detrás de un panel de ropa, el modelo independiente puede colocarse donde se desee: en blanco o negro, es adecuado para cocinas elegantes, mientras que en gris o acero inoxidable se percibe más como un aparato de moda. De lo contrario, los colores brillantes añadirán un toque de diversión a la habitación. Sin embargo, los modelos de metal parecen ser los más resistentes y duraderos en comparación con otros materiales.

El precio

Aunque es el último en nuestra lista de criterios, el precio es seguramente la primera preocupación. De hecho, cuando planea comprar, ya tiene un presupuesto dedicado a la compra de este electrodoméstico. Sea cual sea el modelo de tus sueños, tendrás que preparar entre 350 y 750 euros y una media de 500 euros. ¡No te olvides de echar un vistazo a nuestra selección de lavavajillas baratos!

¿Cómo se instala un lavavajillas?

Una vez que tengas tu nuevo aparato, es hora de enchufarlo. Al igual que la lavadora, debe colocarse cerca de una entrada de agua, una toma de corriente y un enchufe eléctrico. En cualquier caso, evita instalarlo cerca de un refrigerador, ya que desprende mucho calor. En primer lugar, cerrar el suministro general de agua para trabajar con seguridad. Comienza ajustando los pies a una altura adecuada. Estos pequeños pies son fáciles de atornillar y desatornillar. Entonces conecta el suministro de agua de la habitación al lavavajillas con una llave. Revisa constantemente las articulaciones para evitar fugas. Después de eso, empuja la manguera de desagüe en la trampa del fregadero. Por último, conecte el aparato a una fuente de alimentación, preferentemente a una toma de tierra situada a más de 1 metro de una fuente de agua. Para comprobarlo, haga un primer lavado, si no hay fugas, todo está en su sitio.

Nuestra visión :

¿Cómo se usa el lavavajillas?

No hay nada complicado en el uso de este dispositivo. Simplemente ponga los cubiertos sucios dentro y aplique una cantidad suficiente de jabón para platos (pastillas, líquido, etc.). Luego selecciona el programa según tu vajilla (frágil, sucia o ligeramente sucia,…). La máquina hace el resto. Entonces, sus platos saldrán limpios y secos. Después de lavar, no es aconsejable quitar los cubiertos inmediatamente.

Limpiar un lavavajillas

El lavavajillas no es para siempre, puede dañarse u oxidarse si se mantiene mal. Lo mínimo sería limpiar los electrodomésticos con regularidad. Aquí hay algunos consejos para mantener el interior de su lavavajillas. El interior: Hay diferentes maneras de mantener el interior de un lavavajillas, dependiendo del resultado deseado. Para eliminar los depósitos de cal y lejía, vierta 3 litros de vinagre blanco en el lavavajillas y póngalo a funcionar en un ciclo sin carga. Para eliminar el mal olor, vacíe la máquina con una buena dosis de producto de limpieza. De lo contrario, para eliminar el amarillamiento que tiende a decorar las paredes interiores del lavavajillas, pase una esponja empapada en una mezcla de lejía, agua caliente y bicarbonato de sodio sobre ella. Luego enjuague y seque meticulosamente. Exterior: Por fuera, el viejo truco de limpiar con una esponja empapada en agua jabonosa no ha perdido su edad. Este proceso siempre se recomienda para restaurar el brillo de sus aparatos. Con esta solución milagrosa, insista en el filtro. Para las articulaciones, pulir con un paño empapado en agua con vinagre. Enjuagar y secar.

¿Es más barato reparar un lavavajillas o comprar uno nuevo?

Si ha tenido su lavavajillas durante menos de 5 años, lo más lógico es que lo reparen. Sin embargo, en los últimos años, la calidad de la limpieza, el funcionamiento silencioso y la eficiencia energética de los lavavajillas han mejorado considerablemente. Así que si está planeando reparar su lavavajillas, tenga en cuenta que los reparadores pueden cobrar 100-150 euros por un servicio de reparación en casa. Después de eso, dependiendo del diagnóstico, pagará por el tiempo de trabajo así como por las piezas. Una reparación promedio en un lavavajillas puede empezar en 350 euros y subir rápidamente. Dado el precio de un nuevo lavavajillas, que es menos de 400 euros para los modelos económicos y 700 euros para los modelos de nivel superior, podría tener más sentido comprar un nuevo lavavajillas.

¿Qué es la huella ecológica?

El hecho de que tu lavavajillas use detergente tiene un impacto en el medio ambiente. Esto tiene que ver con la huella ecológica de su aparato. De hecho, la huella ecológica es la cantidad de recursos naturales que exige el estilo de vida de un usuario potencial. Si consumes demasiado, vas a ejercer mucha presión sobre el planeta, lo cual es una mala señal. Tenga en cuenta que al usar un lavavajillas, está aumentando su huella ecológica. De hecho, es muy posible calcular la huella ecológica de un lavavajillas, que se relaciona con la huella de carbono, entre otras cosas. Lavarse las manos en agua fría no emite nada de C02. Por otro lado, la emisión de C02 se produce con el agua caliente, así como cuando se lava con un lavavajillas. A pesar de esto, el lavado de manos es mucho menos higiénico (400 veces más bacterias permanecen en los platos según los científicos0 y menos económico porque requiere mucha más agua.

¿Qué es un lavavajillas?

Hoy en día, todo el mundo sabe lo que es un lavavajillas. Pero lo que algunos no saben es que este gran aparato permite lavar los platos a diario, ahorrando agua, electricidad, tiempo y energía. De hecho, gracias a ella, puedes terminar tus platos a mano después de cada comida. Y para aquellos que han pasado los últimos diez años en Marte, el lavavajillas es una gran máquina de tamaño similar a la lavadora (ya sabes, la máquina que lava la ropa…) en la que pones los cubiertos para que se laven automáticamente. Los cubiertos se limpian gracias al suministro de agua y a la pastilla que contiene los productos para su correcta limpieza. Según el modelo, se pueden elegir diferentes tipos de programa (económico, intensivo, rápido, etc…). Esto debería depender de la cantidad de platos y su nivel de suciedad. La mayoría de ellas están equipadas con una función de arranque retardado, lo que les permite operar durante las horas de menor consumo. Y si el más económico es el de clase A+++, es seguro que incluso un lavavajillas de menor potencia le hará ahorrar mucho dinero, ya que se necesitan unos 12 litros para 12 cubiertos, lo que es un 85% menos que para un lavado manual. Sin mencionar el hecho de que también usa mucho menos detergente y por lo tanto es más amable con nuestro querido planeta.

¿Cómo elegir el mejor lavavajillas?

Pueden tener tantas características que elegir un lavavajillas puede convertirse rápidamente en un dolor de cabeza. Así que, para asegurarse de que no se equivoca, hay algunos criterios más importantes que otros a tener en cuenta, y su capacidad es probablemente lo primero que hay que considerar. Obviamente depende del número de personas en su hogar. Los fabricantes lo cuantifican en términos de “número de coberturas”. Es decir, un cubierto representa 1 plato de cena, 1 plato de sopa, 1 plato de postre, 1 taza de café, 1 platillo, 1 vaso, 1 tenedor, 1 cucharilla, 1 cuchara de postre, 1 cucharada y 1 cuchillo. En resumen, para una capacidad de 12 cubiertos, el lavavajillas debe ser capaz de contener 12 piezas de cada cubierto. Estos pueden variar de 5 a 15. Y aunque no se le obligue a llenar su máquina al máximo de su capacidad antes de iniciar un ciclo, es preferible, en interés de la economía, no hacerla funcionar demasiado a menudo cuando está medio vacía. Por eso es importante elegir la capacidad que mejor se adapte a sus necesidades. Pero para que se hagan una idea, una capacidad de hasta 6 lugares es ideal para 1 a 2 personas, para familias con un niño, planee una capacidad máxima de 11 lugares, más allá de eso, las familias grandes tendrán que elegir un lavaplatos con una capacidad de 12 a 14 lugares.Luego viene su rendimiento: potencia, eficiencia, opciones de mejora de la productividad, … En este caso, estudie los diferentes criterios propuestos, pero sólo podemos aconsejarle una máquina con al menos un programa intensivo, un programa ecológico y un programa rápido para adaptar el ciclo a la condición de sus platos.El consumo de energía es obviamente el criterio que más se espera ya que la segunda razón por la que la mayoría de los consumidores compran un lavavajillas (después de ahorrar tiempo y energía) es su capacidad de ahorrarnos una gran cantidad de agua. Este consumo se clasifica en una escala que va desde A+++ para el más económico, hasta D para el consumo muy abusivo. Esta es una indicación obligatoria que los fabricantes están obligados a indicar. No hace falta decir que el mejor consejo que podemos darte es que compres una máquina de clase A+++!

¿Cómo mantener el lavavajillas?

Se podría pensar que el lavavajillas se limpia a sí mismo cada vez que se usa. Después de todo, se supone que debe limpiar nuestros platos, así que ¿por qué estaría sucio? Simplemente, porque no puedes olvidarte de los depósitos de cal, depósitos de productos, malos olores o paredes envejecidas. Es el mismo principio que una lavadora, limpia. Pero cuanto más dejes que se ensucie, menos efectivo será. Así que para mantener su máquina eficiente y para que dure más tiempo, nada mejor que una buena y regular limpieza. Para ello, algunos fabricantes le aconsejan vaciar su máquina una vez al mes con un producto que puede encontrar en los supermercados. Incluso si sientes que estás desperdiciando agua, debes saber que te costará menos de un euro. Si prefiere la forma natural, también puede verter 3 litros de vinagre blanco, que es un excelente antical, en el lavavajillas y comenzar un ciclo sin platos. Si encuentra que las paredes internas de su aparato están amarillas, puede enjuagarlas con una mezcla de lejía, agua caliente y bicarbonato de sodio. Pero tendrá que enjuagarlos y secarlos muy bien antes de usarlos con sus platos de nuevo.